sábado, 24 de septiembre de 2016

- Llena de la Garganta y Llena del Bozo

Una zona que tenía entre mis favoritas a visitar, el mágico valle de Aísa. Había estado hace unos años para subir al Aspe y ya era hora de regresar para subir a las dos Llenas, espectaculares sin lugar a dudas.
La idea principal era subir sólamente a la Llena de la Garganta, tomándome el día con mucha tranquilidad, sacando muchas fotos y parando a cada rato, pero la verdad es que se queda una vuelta muy corta y al final me decidí por subir también a su vecina Llena del Bozo. Hubiese estado bien realizar una circular pero últimamente no me complico mucho en el monte, regreso por donde he venido y así me quedo con detalles que a la mañana pasan desapercibidos, además, ahora paso mas tiempo en las cimas si éstas no están abarrotadas, como es el caso de estas dos, donde estuve a solas todo el tiempo.
Una ruta que está bien pensada para evitar el sol en casi toda la ascensión, eso sí, madrugando bastante...solitaria y sobretodo muy bella.



Agosto 2016


Me encuentro en los prados de RigÜelo y por la zona del Olibón ya está dando el sol. Aunque éste será un día muy agradable para hacer montaña.

Yuma, mi fiel compañera, la segunda vez que viene a este valle. Cargo con mas agua de lo normal porque en esta zona no abunda demasiado, tal y como está.

El resultado de varios meses sin llover, finales de agosto y da pena ver como está todo.

A partir de ahora me quedo solo. La gente se desvía hacia la derecha, hacia el Aspe.

Entro en zona pedregosa para subir hacia ese collado, que se encuentra entre las dos protagonistas de hoy. Tras alcanzarlo seguiré por un terreno bastante llano hasta alcanzar otro collado, el paso de Napazal. Esa zona entre los dos collados me la encontraré plagada de sarrios.

Paredones de la Llena del Bozo.

Tras superar varias pedreras y el citado collado anterior, llego al Paso de Napazal. Momento emocionante asomarse a un collado y descubrir lo que hasta entonces quedaba oculto.

Pero toca seguir. Mi siguiente objetivo será encontrar esa famosa chimenea que da acceso a la parte superior de la Llena de la Garganta. Creo que hay varios accesos, yo subiré por la mas alejada porque creo que es la menos expuesta.

Lo dicho, hogar de sarrios.

Momento de trepar un poco. Esta foto es de la vuelta, se puede ver a la perra esperando arriba a que le de la orden para bajar. Tanto a la subida como a la bajada la superó sin problemas.

La Llena del Bozo tras superar la chimenea.

Desde la trepada hasta la cima hay una cuesta sin complicación. Las vistas desde aquí son preciosas.

Impresionante Aspe.

Mallo Lecherín. El "Far West" de Aísa.

Bisaurín y los picos occidentales.

Volviendo hacia la trepada saco esta foto del mar de nubes y los sarrios en la ladera del monte.


video
Un vídeo de Yuma destrepando la chimenea.


                                                                                                                     
Regresando hacia el Paso de Napazal. Voy bien de tiempo y poco cansado así que aquí decido subir a la Llena del Bozo.


Otra dosis de buenas vistas.

Para poner en alguna pared de casa.

Subiendo a la Llena del Bozo me cruzo al único grupo que veré por aquí.

Este verano he visto muchos edelweiss, aunque se ve que están bastante tocados debido al calor o falta de agua.

Otra mirada hacia la Llena de la Garganta y el Aspe. El grupillo de franceses bajando.

El acceso por donde he subido y bajaré después, piedras y mas piedras.

Tras un buen rato de subida llego a la cima de la Llena del Bozo. Otro buen descanso en esta cima.

Hacia el Paso del Aspe si no me equivoco. Esta zona me llamó la atención por el verdor de la hierba, nada que ver con la parte de Aísa.

Bisaurín y Puntal de Secús.

Volvemos por donde hemos venido. Yuma superando una parte algo delicada.

Bajamos la parte mas inclinada de la pedrera por la parte derecha, bastante mas cómodo para bajar y también para subir.

Mirando al grupo de antes. Impresiona verles bajo esos paredones.

Vamos dejando atrás este pequeño paraíso.

Como es habitual en verano, el cielo se llena de nubes a partir del mediodía.

La típica foto que hacemos todos cuando venimos al valle de Aísa.

Y el merecido chapuzón al final de cada excursión.




Datos según Gps:

Distancia recorrida: 12 km. aprox.
Altura mínima:         1460 m.
Altura máxima:        2599 m.






































No hay comentarios:

Publicar un comentario